Mayores de 18 años - Precio max tarjeta 1,20€/min. - Imp. inc. - También pago con  PayPal
96 298 60 83
Pago con tarjeta
Tarot y Videncia por telefono- Tarot de Verdad - Tarotistas, Videntes Naturales

Diez preguntas sobre
la Videncia y los Videntes



Videncia y videntes por teléfono

La videncia o adivinación suele definirse como la habilidad para poder predecir hechos venideros por sí mismos o mediante el uso de sortilegios.
Una definición sencilla y clara, pero que suscita algunas preguntas, que intentaremos desvelar aquí...


¿La videncia existe?

Desde luego. Desde tiempos inmemoriales, determinadas personas tienen la capacidad de ver el pasado y analizar el presente para predecir el futuro. Esa visión peculiar es como entrar en una dimensión diferente, que aparece oculta a la mayoría de las personas, pero que se muestra con relativa facilidad a otras, aquellas que poseen la capacidad de videncia.


¿De dónde surge la videncia?

La mayoría de videntes lo son de nacimiento y por eso se les llama videntes naturales, aunque no es la única posibilidad. Otras personas, algunas por vivencias muy intensas, otras mediante un entrenamiento adecuado, desarrollan la videncia a lo largo de su vida, analizando las señales y aprendiendo a interpretarlas mediante el entrenamiento y el estudio. En nuestro artículo “El vidente, ¿nace o se hace?” os damos unas líneas de trabajo generales, para aquellas personas que se inician en el mundo de la videncia y la adivinación.


La videncia, ¿es infalible?

No, puesto que es una actividad humana, la videncia requiere de destreza y experiencia en la interpretación, y puede haber fallos o interpretaciones erróneas o viciadas por una falta de pericia del o de la vidente. Es por ello que se utilizan mancias y sortilegios, para canalizar mejor la capacidad de videncia y centrar la visión en aquellos aspectos que nos interesan, para y entrar en su máximo detalle.

Por supuesto, como todo en la vida, aparte del talento natural, la veteranía y el esfuerzo diario en desarrollar ese don resultan ser los mejores aliados de los videntes. Cuanta más experiencia y más dedicación, mayor garantía de éxito. Como en todos los oficios y todas las artes, la práctica hace al maestro.


¿Y cuándo se sabe que una persona es vidente?

Algunas personas descubren ese don en su más tierna infancia. Los niños y las niñas tienen una percepción mayor a los adultos, y además, una mente más abierta, por lo que en ocasiones descubren su clarividencia por sí mismos. A veces, algunos olvidan que poseen esa capacidad hasta que un hecho en su vida les hace recordar, o simplemente, de repente observan que hay un “sexto sentido” que les avisa de algunas cosas. Normalmente, suele entonces despertarse una curiosidad que llevará a esa persona con capacidades premonitorias al estudio de alguna mancia (el Tarot, las Runas, la Astrología...) y ese estudio le ayudará a llevar su videncia de un modo menos accidental, más consciente.

Cuanto mayor empeño ponga el vidente o la vidente en dominar la mancia de su elección, más se desarrollará su capacidad de adivinación.


Y yo, ¿Cómo puedo saber si soy vidente?

Hazte algunas preguntas:

  • ¿He tenido algún sueño de algo que luego ha pasado?
  • ¿Suelo “acertar” cosas que otras personas no ven venir?
  • ¿Siento que mi intuición siempre se cumple?
  • ¿Noto sensaciones extrañas que me avisan de peligros?
  • Cuando pasa algo importante a mi alrededor, pienso...
    ¿sabía que iba a ocurrir?
  • ¿Noto una sensación energética especial cuando toco a
    ciertas personas?
  • ¿Tengo la necesidad de ayudar a mucha gente, porque
    noto lo que le pasa?
  • ¿A menudo veo las personas en colores, y en ellos noto
    sus problemas?

Y, ¿cómo sé en qué mancia iniciarme?

Videntes y Tarot Hay diferentes mancias... Las más comunes son el Tarot y las cartas españolas. Ambas son excelentes, y pueden ser complementarias entre sí. Personalmente, yo prefiero las Cartas del Tarot, porque me ayudan a analizar con mucha profundidad las situaciones concretas, y a plasmar mejor mi capacidad de videncia. Son mágicas, realmente me proporcionan una visión casi perfecta de las situaciones que necesito ver. Verdaderamente, es tan increíble y bonito ver hasta qué punto te pueden enseñar la vida, que yo nunca dejaría de trabajar con ellas. Eso no quiere decir que otras personas no elijan mancias diferentes. Alguien que posea el don de la videncia puede ver con cualquiera de ellas.


De acuerdo, a mí también me atrae el Tarot. ¿Qué baraja es la mejor?

Eso también es una cuestión personal. Todas las barajas de Tarot son parecidas, pero, por algún motivo, unas nos “llaman” más que otras. La respuesta es: la que sientas que mejor te ayuda a interpretar las situaciones. Para iniciarse, suele recomendarse la Rider Waite, porque los arquetipos representados en los Arcanos, tanto Mayores como Menores, poseen dibujos muy detallados, que ayudan a recordar los distintos significados de las cartas. Con el tiempo, a medida que se adquiere una cierta maestría en el significados de las cartas del Tarot, el detalle de los dibujos ya no resulta importante, y la tarotista se decanta por el diseño del mazo que más le ayuda en su interpretación. Lo importante es que realmente notes que esas cartas te hablan conforme tú preguntas.


Algunas cosas me inquietan, ¿el Tarot, la videncia, la magia... pueden hacerme daño?

Todo depende de cómo las utilices, o para qué. Una tirada de Tarot con alguien profesional que sea verdaderamente vidente, nunca te hará daño, ya que él o ella, conoce nuestra misión de no condicionar nunca al consultante, y no dar consejos que puedan perjudicarle, simplemente se utilizan para hacer ver a la persona la situación en la que está, respecto a las preguntas que necesite, siempre manteniendo la vidente una perspectiva imparcial con respecto a las decisiones de la persona que consulta el Tarot. El objetivo es ayudarle a ver con claridad cuál es su situación y qué puede pasar en un futuro.

Este tipo de tiradas son beneficiosas y aconsejables para poder avanzar con confianza en el futuro, tomando la mejor decisión y así evitar males y sufrimientos innecesarios.

El tema de las magias, ya es más complicado...hay que tener mucho cuidado dónde nos metemos. Existen recetas de magia blanca, que en ningún momento son perjudiciales, siempre y cuando se utilicen con la mejor intención, por ejemplo, para hacer una limpieza energética y abrirle caminos a una persona bloqueada por un momento difícil en su vida. Aquí le estamos ayudando a abrir su mente para que pueda ver con claridad cuál será la solución que necesita. También existen pequeños y buenos hechizos para suavizar o endulzar una situación amorosa, o para encontrar trabajo, etc... siempre para mejorar nuestras vidas o las de personas que queremos.

En el momento en que estas magias vayan por los caminos de la manipulación de las mentes ajenas, es cuando verdaderamente son peligrosas. Además ya no sólo perjudican a estas personas manipuladas, sino también a quién las hace. No importa las barreras que se quieran poner.

La magia “mala” o “negra” siempre es sabido que se asemeja a un boomerang. La ley de la vida y el Universo nos ha enseñado siempre que recibimos lo que damos. Y así es.


Bien, entonces, ¿por dónde empiezo?

Si quieres iniciarte en el estudio del Tarot, lo primero es aprender a relajarse y centrar la mente, dejándola en blanco, para no mezclar nuestros problemas. Esto se consigue con ejercicios mentales, día tras día. Seguro que si lo tomas con interés te requerirá poco tiempo. El estudio de la ciclomancia nos ayudaría mucho, pues sus métodos son muy adecuados para nuestro aprendizaje.

Una vez tengamos controlada nuestra mente, podemos empezar a manejar los Arcanos. Es importante familiarizarnos con ellos, conociendo bien su significado. Podemos iniciarnos leyendo algún buen libro, o más de uno, así vamos conociéndolos, de momento por separado.


Videncia y Tarot

Vale, he adquirido unos cuantos libros de Tarot, ¿Se trata de aprendérselos de memoria y ya está?

No, claro que no... Cada Arcano tiene un significado, pero el Tarot no son matemáticas. No olvidemos que el estudio del Tarot busca desarrollar tu propia videncia. Y para ello, una vez conoces los significados básicos, debes empezar a enfocar tu videncia con ellos.

Uno de los mejores ejercicios para ello es coger desde el arcano número uno, que es El Mago , hasta el 22 ó 0, que es El Loco, y dormir con la carta durante tres noches cada uno.

Este ejercicio comienza cuando nos acostamos, ya estando relajados en la cama, con la mente enfocada y centrada, tal y como hemos aprendido anteriormente. Tenemos que coger el Arcano y levantarlo al nivel de nuestros ojos, y con la mirada fija en él, intentar descifrar sólo con nuestro criterio, significados diferentes que le daríamos, con nuestra visión personal, pues no todo viene en los libros. A veces, descubrimos en ellos nuevos detalles muy interesantes.

Después de estar un rato con nuestra carta y haberla visualizado muy bien, la guardamos boca arriba, debajo de un ladito de nuestra almohada. Así durante 3 noches. Por la mañana, la dejamos boca arriba en la mesilla de noche, esperando nuestro próximo contacto, para el mismo ejercicio.

Tardaremos 66 días en conocer bien los Arcanos, pero después de esta experiencia, es seguro que ya podemos pasar a formalizar nuestra primera tirada.


Aprende las Tiradas de Tarot


Como podréis comprobar si os iniciáis en ello, el estudio del Tarot es apasionante. Conseguir canalizar la propia videncia y descubrir cómo las cartas del Tarot pueden mostrarte la realidad de un modo tan profundo es una experiencia que no puede dejarte indiferente. Las personas que nos dedicamos a esto de un modo sincero y honrado, nos sentimos profundamente bendecidas por un don que nos permite ayudar a los demás en sus momentos de necesidad.

La videncia es un don que necesitamos compartir, porque permite a muchas personas encarar un futuro incierto con la confianza de haber analizado profundamente su situación y haber tomado las mejores decisiones posibles. Intentamos evitar sufrimientos innecesarios en momentos difíciles. ¿Qué puede haber más hermoso?

Etiquetas: videncia - videntes - arcanos del tarot - vidente natural - tarot - tarot y videncia

Servicio de ocio y entretenimiento ofrecido por LARADALIA S.L.- C/Reyes Católicos, 14 - 46192 Monserrat (Valencia)
Precio llamada tarjeta 1,20€/min. - Imp. incluidos. También pago seguro con PayPal
Mayores de 18 años.
www.tarotdeverdad.com ©  flecha-tarot Política de Privacidad